Cómo colgar cuadros fácilmente: Guía paso a paso para una exhibición perfecta

Guía completa para colgar cuadros como un experto y crea una exhibición impresionante en tu espacio.

Colgar cuadros es una mezcla de arte y ciencia. Tener cuadros colgados adecuadamente, en una elección de arte y altura correcta, es capaz de transformar un espacio y añadir personalidad a tu hogar. Ya sea que estés exhibiendo una obra maestra única o creando una pared de galería, el proceso requiere una planificación y ejecución cuidadosas. 

Materiales necesarios

  • Cinta métrica
  • Lápiz
  • Nivel
  • Martillo
  • Clavos, ganchos para cuadros o tornillos
  • Anclajes para pared (si se cuelga en paredes de yeso)
  • Buscador de montantes (opcional)
  • Cinta de pintor (opcional)
  • Cuerda o alambre (para colgar varias piezas)

La mejor manera de colgar cuadros

Hay mucho que considerar con cada pieza, desde encontrar la altura adecuada para colgar el arte encima de una consola o un sofá hasta crear una pared de galería en un pasillo largo. Para hacer este proceso más fácil, nos gusta seguir algunas pautas.

Instrucciones paso a paso

1. Decide el lugar

Elegir el lugar adecuado para tu cuadro es crucial.

2. Encuentra la altura correcta

Decidir la altura correcta es crucial para que tu obra de arte luzca lo mejor posible. Esto es prácticamente la mitad del juego ganado si lo haces bien. Por el contrario, ni que sea la mejor obra mundial, se vería bien.

Nivel de los ojos

El centro de tu obra generalmente debe estar a la altura de los ojos, alrededor de 1.45-1.52 metros del suelo. Esta altura estándar funciona bien para la mayoría de las habitaciones, asegurando que el arte sea fácilmente visible.

Encima de los muebles

Al colgar cuadros encima de muebles, deja aproximadamente 15-30 centímetros de espacio entre la parte superior del mueble y la parte inferior de la obra de arte. Esto asegura que la pieza no esté demasiado alta y permanezca visualmente conectado con el mueble.

3. Mide y marca

  • Mediciones precisas son clave para un colgado exitoso
  • Mide la altura y el ancho de tu cuadro.
  • Decide dónde debe estar el centro de la obra de arte en la pared.
  • Usa un lápiz para marcar ligeramente la altura deseada en la pared.
  • Asegúrate de que tus marcas estén niveladas usando una herramienta de nivel.

4. Busca montantes en paredes de drywall (opcional)

Para piezas más pesadas, encontrar y usar montantes de pared puede proporcionar soporte adicional:

  • Usa un buscador de montantes para localizarlos y marca sus posiciones.
  • Anclar en los montantes es especialmente importante para obras de arte pesadas.

5. Elige el método de colgado

Diferentes pesos de obras de arte requieren diferentes herrajes:

  • Piezas más ligeras (hasta 5 lbs.): Pequeños clavos o ganchos para cuadros funcionan bien.
  • Piezas medianas (5-20 lbs.): Usa ganchos para cuadros o tornillos con anclajes para pared.
  • Piezas más pesadas (más de 20 lbs.): Usa varios ganchos o tornillos, y asegúrate de que estén anclados en montantes o usa anclajes para pared de alta resistencia.

6. Prepara la obra

Asegúrate de que la parte posterior de tu obra de arte tenga los herrajes apropiados:

  • Adjunta anillas en D, alambre o ganchos de sierra si no están presentes.

7. Cuelga el arte

Con las medidas y los herrajes listos, es hora de colgar tu pieza

8. Nivela la pieza

Asegurarse de que tu arte esté nivelado es el paso final:

  • Usa un nivel para comprobar si la obra de arte está recta.
  • Ajusta según sea necesario para lograr una exhibición perfecta.

Aprovecha la oportunidad

Las paredes ofrecen una fantástica oportunidad para la expresión creativa. No tengas miedo de experimentar con diferentes estilos, disposiciones y piezas. Con el enfoque correcto, tus paredes pueden convertirse en el rasgo más llamativo de tu hogar, reflejando tu gusto y estilo personal.

Colgar una pieza de arte

Colgar una sola pieza de arte puede hacer una declaración poderosa, transformando una pared vacía en un punto focal y añadiendo un toque de sofisticación a tu espacio. Ya sea que estés estilizando una sola pieza o unas pocas piezas de manera horizontal, seguir algunas pautas esenciales asegurará que tu arte se muestre de manera hermosa y efectiva.

Colgando una sola pieza en una pared abierta

Como regla general, cuando estilizas una sola pieza de arte en una pared abierta —o unas pocas piezas de manera horizontal— cuelga el arte de modo que el centro de la pieza esté a 1.50 metros del suelo. Esta regla coloca el arte aproximadamente a la altura de los ojos, asegurando que sea fácilmente visible y creando un flujo visual armonioso.

Pasos

Mide la altura: Mide 1.50 metros desde el suelo y haz una marca ligera con lápiz en la pared.

  1. Calcula el punto central: Determina el centro de tu obra de arte. Si la obra mide 60 centímetros de alto, el centro estaría a 30 centímetros desde la parte superior e inferior.
  2. Marca el punto de colgado: Mide30 centímetros (o la mitad de la altura de tu obra de arte) por encima de tu marca inicial. Este será el lugar donde se colocará el borde superior del arte.
  3. Instala los herrajes: Instala los herrajes necesarios en la marca, asegurándote de que estén seguros y nivelados.

Estilizando una pieza grande sobre una mesa consola

Nos encanta estilizar una pieza grande sobre una mesa consola. Este método sigue los principios de altura anteriores, considerando la presencia de la consola. Cuelga la pieza de manera que esté solo a unos pocos centímetros por encima de la superficie de la consola. Esta altura permite que el arte esté visualmente conectado a la mesa mientras deja espacio para objetos decorativos en la mesa sin interferir con el impacto de la pieza de arte.

Pasos

  1. Mide sobre la consola: Mide de 15 a 30 centímetros por encima de la mesa consola y haz una marca ligera con lápiz.
  2. Determina la colocación del arte: Sigue el mismo método de punto central descrito para paredes abiertas para encontrar la colocación exacta.
  3. Instala los herrajes: Asegúrate de que los herrajes estén seguros y que la pieza esté nivelada.

Usando luces para cuadros

Aquí tienes un consejo extra:
Encuentra maneras de usar luces para cuadros. Una luz para cuadros puede usarse con cualquier pieza, ya sea significativa para la habitación o sentimental para ti. La luz añade encanto y capas de profundidad, dando un toque de diseñador y mostrando la obra de arte.

Opciones para luces para cuadros

Luces para cuadros cableadas: Estas proporcionan una solución de iluminación permanente y elegante, pero requieren instalación profesional.

Luces para cuadros a pilas: Para una opción más flexible y económica, las luces a pilas ofrecen el mismo efecto dramático sin necesidad de cableado.

Beneficios de las luces para cuadros

Resaltar el arte: Las luces para cuadros atraen la atención hacia la obra de arte, convirtiéndola en el punto focal de la habitación.

Añadir profundidad: La luz adicional crea sombras y profundidad, mejorando el atractivo visual de la pieza.

Crear ambientes: Las luces para cuadros añaden un ambiente cálido y acogedor al espacio.

Decoración

Cortinas como separadores de ambientes: Transformando espacios y estilos

Cortinas como separadores de ambientes: Transformando espacios y estilos

17 ideas creativas para decorar tu sala de estar

Textura de pared para transformar tu hogar